opener

Materiales procesados

Con una trayectoria en la impresión flexográfica y troquelado rotativo en línea de cartón ondulado que se remonta a 1923, BOBST está perfectamente situada para comprender los requisitos y expectativas de los fabricantes de todo el mundo.

Junto con el desarrollo de troqueladoras rotativas que han ampliado los límites tanto de la impresión de alta definición como del troquelado, BOBST sigue prestando una especial atención a la calidad del producto acabado y la productividad y fiabilidad de los equipos.

Las troqueladoras rotativas se utilizan en dos sectores principales, que son la fabricación del embalaje ondulado con elevados requisitos de impresión y troquelado y la producción de expositores para puntos de venta a partir de cartón ondulado.

BOBST, a través de su línea de productos Bobst Lyon, ha estado siempre a la vanguardia del desarrollo de la tecnología para ayudar a los usuarios a explotar estos mercados en crecimiento con la introducción de accionamientos independientes y circuitos cerrados de entintado. Las líneas de producción de BOBST se han diseñado para ofrecer precisión, flexibilidad, rendimiento y facilidad de uso, con una amplia variedad de tamaños y niveles de automatización disponibles que se adaptan a las necesidades de todo tipo de usuarios.

Corrugated board

Cartón ondulado

El cartón ondulado se fabrica combinando papel para caras con papel para ondular en una máquina conocida como onduladora a simple cara. Los papeles para cubiertas utilizados pueden estar hechos con papel reciclado, de pruebas o kraft y por tanto, pueden tener una superficie de color marrón o blanca que puede estar estucada o semiestucada, en función de la aplicación para la que se vayan a utilizar. El papel para ondular es generalmente papel reciclado.

En la onduladora a simple cara se utiliza calor, vapor y un rodillo de ondulado para ondular el papel para ondular, al que se le encola el papel para caras. El resultado es el cara simple, el componente básico de todos los cartones ondulados. El cara simple se utiliza 'tal cual' para algunas aplicaciones específicas, como el contraencolado de láminas litográficas, pero normalmente se combina con más papeles para caras y para ondular con el fin de producir papel ondulado de una sola pared (un cara simple más un papel para caras), pared doble (una sola pared más una cara simple) o multipared (más combinaciones de los anteriores).

El espesor del material ondulado dependerá de la altura de papel para ondular creada por la onduladora a simple cara y la combinación de papeles para ondular utilizados. El rango de espesores puede ir desde los 0.5 mm para el más fino hasta 15 mm para el más grueso, y a veces incluso más. Los gramajes que más se utilizan están dentro de la gama de los 80 a los 300 g/m2, pero algunas aplicaciones específicas pueden utilizar papeles más ligeros o más gruesos.

Contacto