opener

Proceso de post-impresión flexográfica

Los fabricantes de cajas de todo el mundo pueden explotar nuevos mercados mejorando su post-impresión flexográfica. BOBST ha estado a la vanguardia de esta tecnología desde la introducción hace más de cuarenta años de la FLEXO-1575; en la actualidad nuestras impresoras flexográficas son las que marcan la pauta de lo que se puede conseguir con el proceso de post-impresión flexográfica fuera de línea.

Lo hemos logrado gracias al I+D invertido en nuevos sistemas, el trabajo con los líderes de cada campo especializado y la atención constante a las opiniones de nuestros clientes.

Las impresoras flexográficas BOBST cubren una amplia variedad de necesidades de producción: desde la impresión sencilla al trabajo más sofisticado, ofreciendo a la vez el rendimiento, la versatilidad y la fiabilidad que exige la fabricación moderna.

Proceso de impresión flexográfica

La impresión flexográfica es un método que utiliza una plancha en relieve flexible para imprimir sobre el sustrato, el cual puede ser de un material de pasta de madera, sintético o laminado. El proceso de post-impresión flexográfica fuera de línea se utiliza en el cartón ondulado y micro-ondulado, incluidos los sustratos no estucados, semiestucados o estucados. Las aplicaciones más habituales del proceso son el embalaje multicolor y los expositores para tiendas.

En términos generales, una máquina de impresión flexográfica de este tipo se utiliza para imprimir, barnizar, secar y comprobar la calidad de la hoja, que queda preparada para un proceso posterior como el troquelado o el plegado y encolado.

Las impresoras flexográficas actuales utilizan clichés de fotopolímero que contienen una imagen en relieve en negativo de la impresión requerida. Se aplica tinta a las áreas elevadas de la plancha mediante un rodillo anilox y a continuación se transfiere al sustrato.

Impresoras flexográficas y descripción del proceso

Existen tres arquitecturas diferentes de impresoras flexográficas; en las máquinas fuera de línea, lo normal es que las unidades de impresión estén dispuestas horizontalmente en línea, generalmente con un cargador en el extremo de introducción y una recepción en el otro.

En una impresora flexográfica moderna, cada unidad de impresión está formada por:

  • Rodillo anilox:un cilindro cromado y /o cerámico de muy alta precisión que se graba mediante láser con alveólos de un ángulo, tramado de línea y volumen determinados para ofrecer la exactitud requerida para la impresión
  • Sistema de cámara de rasquetas: un dispositivo que suministra una cantidad medida de tinta en los alveólos del rodillo anilox
  • Rodillos de caucho: un sistema alternativo a la cámara de rasquetas que consta de dos rodillos de caucho en contacto entre sí. Un rodillo se coloca dentro de una cubeta de tinta y transfiere la tinta al segundo, que está en contacto con el rodillo anilox. Puede incluirse una cuchilla negativa al rodillo anilox para limitar el flujo de tinta
  • Cilindro porta-cliché sobre el cual se monta el cliché
  • Cilindro de impresión: una camisa en la que se apoya el sustrato a medida que el cliché lo presiona
  • Sistema de entintado: el depósito de tinta, la bomba y las líneas de retorno de tinta además de otros elementos para garantizar el mantenimiento del suministro y la viscosidad de la misma

Entre las impresoras pueden instalarse secadores, de forma que los colores siguientes puedan aplicarse al sustrato sin mezclarse con los impresos anteriormente. Estos secadores pueden utilizar aire caliente, infrarrojos o luz ultravioleta, en función de la aplicación.

Durante el proceso de impresión, se bombea la tinta al interior de la cámara de tinta del sistema de cámara de rasquetas. Dos cuchillas situadas dentro de la cámara de tinta, la cuchilla de barrera y la cámara de rasquetas, sellan ambos extremos y confinan la tinta en la cámara mientras está en contacto con el rodillo anilox. A medida que el rodillo anilox gira, los alvéolos en contacto con el sistema de cámara de rasquetas recogen la tinta y a continuación se elimina cualquier exceso de la superficie al pasar el rodillo por debajo de la rasqueta. Cuando el anilox gira, su superficie entra en contacto con las áreas elevadas de los clichés de impresión montados sobre el cilindro porta-cliché, transfiriendo así la tinta. A continuación, el cliché gira y transfiere la imagen al sustrato.

Ventajas del proceso

La impresora flexográfica ofrece a los usuarios numerosas ventajas, entre ellas las tintas de base acuosa, fácilmente disponibles y por lo tanto más fáciles de utilizar y de secado más rápido. La fabricación de los clichés de impresión flexográfica es relativamente sencilla y el proceso es además fácilmente adaptable a una amplia variedad de sustratos.

Especialización y conocimientos BOBST

En los últimos años, el desarrollo de nuevos sistemas de pre-impresión, cámaras de rasquetas, tintas, sistemas de tintado y rodillos anilox han impulsado el crecimiento de la impresión de gráficos de alta calidad, lo que permite a las impresoras flexográficas competir con las máquinas de huecograbado y contraencoladoras cuando se trata de fabricar embalaje de cartón de fibra.

Las impresoras flexográficas BOBST han estado a la vanguardia de este movimiento con el desarrollo de la introducción de alta precisión, el transporte de hojas mediante vacío, sistemas de entintado y secado altamente eficaces y sistemas inteligentes de control de registro, todo ello unido a altas velocidades de procesado.

Contacto