opener

Embalaje de materiales flexibles

Se prevé que para el 2016, el mercado del embalaje flexible esté valorado en más de 70 mil millones de dólares a medidas que las marcas vayan reemplazando las latas metálicas, el vidrio y las botellas de plástico con otras alternativas más baratas y ligeras.

El embalaje flexible utiliza materiales como película plástica, papel, películas metalizadas y bandas de aluminio para proteger y conservar los productos, con un embalaje final que suele ser el resultado de varios procesos diferentes.

BOBST cuenta con más de un siglo de experiencia en la tecnología utilizada para producir embalaje flexible, incluidos la impresión en huecograbado, impresión flexográfica, metalizado, recubrimiento y contraencolado.

Materiales procesados

Los equipos de BOBST para la producción de embalaje de materiales flexibles pueden procesar las siguientes categorías de materiales:

  • Cartón
  • Papel
  • Película
  • Banda de aluminio
  • Laminados
  • No tejidos
  • Cartón para caras

Sectores de los usuarios finales

BOBST abre el camino hacia un infinito número de aplicaciones de embalaje de materiales flexibles para dar servicio a sectores de usuarios finales como por ejemplo:

  • Líquidos y bebidas
  • Vinos y bebidas alcohólicas
  • Alimentos
  • Juguetes/juegos/naipes
  • Detergentes y limpieza del hogar
  • Productos sanitarios