Aplicaciones para tabacaleras

El sector del tabaco afronta unos retos enormes, especialmente a causa de una legislación cambiante y el omnipresente problema de la falsificación.

La fabricación de cigarrillos requiere el uso de papeles para la boquilla y el cuerpo del cigarrillo, mientras que la producción del paquete requiere el uso de papeles metalizados para los paquetes interiores, películas para la producción de los paquetes blandos y el envoltorio exterior, así como cartoncillo para las cajetillas duras y los cartones.

Estos materiales y los productos fabricados con ellos pueden ser altamente específicos. Por ejemplo, los papeles con propensión reducida a la ignición (o LIP, por sus siglas en inglés) exigidos por determinados organismos reguladores tienen características de combustión particulares, mientras que los cartones exteriores deben erguirse perfectamente en las líneas de llenado.

Con el paso de los años, los equipos BOBST se han adaptado a las necesidades particulares de las plantas que producen o empaquetan los cigarrillos, con planteamientos en línea y fuera de línea para la impresión flexográfica y de huecograbado, la metalización de vacío, recubrimiento y contraencolado, estampación en caliente, grabado, troquelado y plegado/encolado.

Materiales procesados

Los equipos de BOBST para las aplicaciones de tabaco pueden procesar las siguientes categorías de materiales:

  • Cartón
  • Papel
  • Película
  • Banda de aluminio
  • Laminados
  • No tejidos
  • Cartón para caras
  • Cartón compacto grueso
  • Plásticos semirrígidos
  • Cartón ondulado

Sectores de los usuarios finales

BOBST abre el camino hacia una amplia variedad de aplicaciones destinadas al tabaco para dar servicio a sectores de usuarios finales como por ejemplo:

  • Tabaco
  • Paquetes promocionales y PDV

Maquinaria

Produzca embalajes y productos de calidad para el tabaco usando los equipos BOBST para los siguientes procesos de producción:

Printing & converting inline

Loading